@escinefilo

lo que sé, lo aprendí en el cine

“Asalto al poder”, la jungla de cristal de Emmerich

poster-asalto-al-poder-405x600White House Down, o si lo prefieren el insulso Asalto al poder con el que se le ha bautizado en España, viene a ser otro episodio más en la enfermiza manía cinematográfica del director, productor y guionista Roland Emmerich por destruir cuanto se encuentre a su paso. Un planeta en la alimenticia Stargate.: puerta a las estrellas. La Tierra moderna en Independence Day. La Tierra antigua en 10.000 B. C.. Otra vez la Tierra moderna en El Día de Mañana y en 2012. Una carrera plagada de destrucciones y Apocalipsis más que suficiente para que cualquier mortal terminé relatando las razones de tan desmedida obsesión en diván de un psiquiatra.

Pero en su particular colección de trofeos quedaba un hueco –seguro que todavía hay espacio para más– por completar: la destrucción del centro del poder democrático libre, que es cómo los adalides de la teoría liberal gustan en nombrar a la casa del presidente de EE.UU.

Emmerich y su guionista, James Vanderbilt, no se han estrujado mucho los sesos y han apostado sobre seguro, viajando al pasado para recuperar una fórmula que lleva funcionando desde 1988 con el nombre de La jungla de cristal (Die Hard). Han convertido a Channing Tatum en su particular John McClane, a James Woods y Jason Clarke en vicetiples de aquellos malos malísimos que interpretaron con saña y  estilo Alan Rickmann y Alexander Godunov, y ha donde John McTiernan ponía las Torres Nakamichi de Los Ángeles, Emmerich ha estampado la Casa Blanca. Y punto. ¿El resto:? acción, tiros, efectos especiales y algo de comedia. Todo muy bien dosificado, muy bien presentado y con el añadido de Jamie Foxx emulando –al menos intentándolo– a un Barak Obama súper comprometido con la paz mundial. Seguramente, esto último, el presidente largando idílicas frases pacifistas, sea la mayor ficción con la que Vanderbilt tenido que enfrentarse en un guión predecible, aunque entretenido y en el que los mejores momentos –de comedia– los ofrece Nicolas Wright en su singular papel de Donnie el Guía.

Por último, señalar que en el combate cinematográfico entre Objetivo: la Casa Blanca (Olympus has fallen y Asalto al poder, algunos pensamos que gana la segunda. Sin KO, a los puntos y por un estrecho margen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 13 septiembre, 2013 por en Noticias.
A %d blogueros les gusta esto: